Consejos Para Dirigir Un Exitoso Negocio De Lavandería

Consejos Para Dirigir Un Exitoso Negocio De Lavandería

Para el observador externo, administrar un negocio de lavandería puede parecer bastante simple: llevar la ropa sucia, sacar la ropa limpia. Es un concepto bastante simple, pero la realidad es que los lavadores comerciales tienen que hacer mucho más que simplemente lavar la ropa para ser realmente exitosos. Además de eso, si necesita encontrar expertos en lavadoras a escala industrial, le recomendamos que vaya a GEMLSA.

Ya sea que esté ejecutando una pequeña tintorería del vecindario o una gran operación de lavandería comercial, aquí hay algunos consejos para ayudarlo a encontrar el éxito en la industria:

Busque formas innovadoras de aumentar las ofertas de servicios

Ampliar su base de clientes puede ser difícil en un negocio que depende en gran medida de la ubicación. Incluso si tiene un servicio de recogida y entrega increíblemente eficiente, es probable que sus clientes se encuentren dentro de un cierto radio geográfico de sus instalaciones, dejándolo con un número bastante limitado de clientes potenciales.

Obviamente, la primera respuesta a ese problema es abrir más ubicaciones, pero eso no siempre es posible o prudente. Sin embargo, expandir las ofertas de servicios puede ser una forma rentable de aumentar los ingresos de los clientes actuales y atraer nuevos negocios.

Estar demasiado preparado

Nada puede arruinar un flujo de ingresos sólido en el mundo de la lavandería comercial como un período prolongado de tiempo de inactividad debido a problemas de equipos o suministros.

En la industria de la lavandería, siempre es mejor estar preparado en exceso, así que asegúrese de que su equipo esté actualizado en cuanto al mantenimiento y que su armario de suministros nunca esté vacío.

No permita que los costos de servicios públicos interfieran

Los costos del agua representan más del 50% de los costos operativos totales en la lavandería comercial típica. Con los costos de energía además de eso, los servicios públicos pueden ser un gasto enorme, incluso prohibitivo, para los lavadores.

Limitar el uso de agua hasta en un 80% y el uso de energía hasta en un 50% puede ahorrarle miles de dólares cada año.